Resoluciones de Año Nuevo

[singlepic id=1272 w=160 h=120 float=left]La resolución del Año Nuevo esta pasada de moda, y hacer esta actividad para comenzar el nuevo año y fijar objetivos no es tan popular en estos tiempos. Para algo tan estigmatizado sigue siendo relevante. Es porque es un punto lógico en el tiempo para realizar un cambio en algunos o en todos los aspectos de tu vida.

Es un tiempo lo suficientemente lejos para aspirar y a medida que cada año cierra trae una mezcla de reflexión, frustración, fatiga y esperanza para el futuro.

Si eres una persona promedio como yo y que has tenido resultados mezclados en las resoluciones de Año Nuevo,  sabes que algunos han funcionado y otros no. En otras palabras, si estas cansado/a de hacer nuevas resoluciones o metas para esta año, reflexiona y sigue leyendo tal vez te den ganas de proyectar nuevas metas este nuevo año que acaba de arribar.

Este es el punto, una resolución es una decisión de hacer algo, en este caso, algo diferente. El cambio no se puede producir  sólo es difícil, porque adquirir nuevos hábitos aún no son naturales, y los viejos hábitos arraigados se resisten a dejar de ser.

El cambio sólo puede ocurrir cuando hay suficiente que resolver – cuando hay una visión de lo que se quiere, la insatisfacción suficiente, y donde hay un fuerte deseo para llegar a un nuevo y mejor mejor.

Aquí tienes algunos puntos que ayudarán para realizar tus resoluciones y metas en este Año Nuevo:

1. Visión

Crear una visión de “quién” queremos ser o lo que el cambio que deseamos hacer. Este es el sueño que con los dos siguientes se asegurará la realidad es una posibilidad. Nuestra visión es la más inspiradora, visualmente rica, y más poderosa que puede afectar a nuestro cambio.

2. Insatisfacción

Este es el motivo y la intención de conducir el cambio. Cuando llegamos a estar cansado de estar cansado, y estamos muy hartos, que es cuando vamos a dar pasos audaces, suficientes para superar las tentaciones que nos llevará de vuelta en el campo.

La insatisfacción es un arma más importante de la motivación intrínseca. Somos nosotros que no estamos satisfechos y nadie más. Nadie más  puede suplantar a nuestra insatisfacción. Tiene que ser la nuestra.

3. Proceso

Ningún plan es un plan al fracaso. Para cualquier empresa exitosa tiene que haber una manera de llegar allí es bien pensado, que las salas contra las trampas que es casi seguro que cargar con sus dientes, por lo general en el momento menos esperado.

Con la insatisfacción suficiente, una visión de algo mejor, y un proceso para conseguirlo, nada fuera de los ámbitos de la posibilidad de este nuevo año. Somos los gobernantes de nuestros destinos en materia de cambio. No somos más que nosotros, quien lo puede hacer.

Un día a la vez, volver a resolver y gestionar la determinación de seguir el buen camino que ahora mismo se establece. Por lo tanto te deseo un año intenso de buenos deseos acompañado de buenas acciones.

¡Feliz año nuevo!

¿Ya viste el Nuevo Directorio1?

Fuente: J. Wickham – editado por: www.1buenaidea.com

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0