Negocios: 10 errores más comunes de los jóvenes emprendedores (2)

[singlepic id=1050 w=160 h=120 float=left]5. Entrar en un mercado sin un socio distribuidor
Es más fácil penetrar un mercado si ya existe una red de agentes, intermediarios, representantes de fábrica y otros revendedores listos y disponibles para vender su producto en los canales de distribución existentes. La moda, comida, medios y otras industrias mayores funcionan de esta manera; otras no tienen tanta suerte.

Es por eso que los negocios de servicios como las firmas de relaciones públicas, estudios de yoga y empresas de cuidado de mascotas usualmente luchan por sobrevivir, alternándose entre banquetes y hambruna.

La solución: elabore una lista de fuentes de referencia potenciales antes de comenzar su negocio y pregúnteles si estarían dispuestos a referirle clientes.

6. Pagar de más por clientes
Gastar mucho dinero en publicidad puede atraer clientes, pero es una estrategia que llevará a perder dinero si la empresa no puede convertirlos seguidores fieles.

“Una empresa o página web que gasta u$s500 en publicidad para adquirir un cliente que paga u$s20 al mes y cancela la suscripción al final del año simplemente está tirando su dinero”, explica el artículo.

La solución: pruebe, mida, y luego vuelva a probar. Una vez que haya hecho suficientes pruebas para determinar cómo hacer más dinero vendiendo productos y servicios a sus clientes de lo que gasta adquiriendolos, lance una campaña de publicidad.

7. Recaudar muy poco capital
Muchas nuevas empresas asumen que todo lo que necesitan es suficiente dinero para alquilar espacio, comprar equipos, llenar el inventario y conseguir que los clientes entren por la puerta.

Lo que usualmente olvidan es que también necesitan capital para pagar por sus salarios, los servicios públicos, seguros y otros gastos hasta que la empresa comience a generar ganancias.

A menos que usted impulse el tipo de negocio donde todo el mundo trabaja por amor al arte y difiere su compensación, necesitará obtener suficiente dinero para mantenerlo a flote hasta que los ingresos logren cubrir sus gastos y generen suficiente flujo de caja positivo.

La solución: calcule los costos de la nueva empresa antes de que abra sus puertas, no después.

8. Recaudar demasiado capital
Aunque no lo parezca, recolectar demasiado dinero puede ser un problema también.

Compañías con demasiados fondos tienden a volverse grandes e hinchadas, contratando a demasiadas personas demasiado pronto y desperdiciando recursos valiosos en stands de ferias de negocios, fiestas, publicidad de imagen y otros.

Cuando el dinero se acaba y los inversionistas pierden la paciencia (que es lo que ocurrió hace 10 años cuando el pujante mercado de Internet se desplomó), las compañías nuevas que dilapidaron su dinero tendrán que cerrar sus puertas.

La solución: No importa cuánto logre recolectar al comienzo, recuerde guardar alguna parte para los malos tiempos.

9. No tener un plan de negocios
Aunque no toda empresa necesita un plan de negocios formal, una compañía nueva que requiere de un capital significativo para crecer y más de un año y lograr ganancias debería establecer un plan de cuánto tiempo y dinero va a necesitar para alcanzar su meta.

Esto significa examinar las medidas que harán que su negocio funcione y crear un modelo para recrear 3 años de ventas, ganancias y proyecciones de flujo de efectivo.

“Desperdicié 10 años pensando como un artista y no como un hombre de negocios”, admite Louis Piscione , presidente de Avanti Media Group, una empresa de Nueva Jersey que produce videos para eventos privados y corporativos. “Aprendí que se debe poner parte de su genio creativo hacia el plan de negocios que predice y fija metas para el crecimiento y el éxito”, agrega.

10. Pensar demasiado sobre su plan de negocios
Aunque muchos empresarios toman decisiones impulsivas y no hacen el trabajo necesario, otros temen arrancar hasta estar 100% seguros de que el plan tendrá éxito.

Lo cierto es que un plan de negocios no es una “bola de cristal” que pueda predecir el futuro. En algún momento, hay que cerrar sus ojos y lanzarse. A pesar de muchos libros y artículos que han sido escritos sobre emprender, simplemente no es posible comenzar una empresa sin cometer algunos errores en el camino.

Simplemente, hay que tratar de evitar cometer una equivocación tan grande que su compañía no pueda luego recuperarse para seguir luchando, concluyó WSJ.

¿Ya visitaste el nuevo Directorio Web? Hace clic aquí y míralo.

Fuente: iprofesional.com www.1buenaidea.com

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0