Negocios: Planificación básica para tus finanzas (1)

[singlepic id=1059 w=160 h=120 float=left]Un elemento fundamental en la planeación de tu negocio son las finanzas. Antes de emprender, detecta las ventajas y riesgos financieros y comprueba el rendimiento de tu idea de negocio o empresa.

Si alguien te preguntara cuál es el rendimiento que ofrece tu negocio al mes, o al año, ¿estarías listo para responder rápidamente? Pongámoslo en otras palabras: ¿sabes cuánto has ganado y cuánto has invertido en tu negocio?

Si respondiste de inmediato, y además resulta que has invertido menos de lo que ganas, puedes tener la certeza de que tu empresa es un negocio redondo. Si tuviste que hacer cuentas para analizar esos puntos o resulta que no has recuperado tu inversión, este artículo es para ti.

Primero que nada, es importante saber qué es el rendimiento de un negocio: Supongamos que quieres poner un negocio y requieres de $ 10,000 para hacerlo. Esta cantidad representa el capital. Bien, ahora supongamos que al final del segundo año de operaciones (pensando que el primero te dio para recuperar la inversión), cuentas con otros $1,200 que ganaste después de pagar a tus proveedores, empleados, gastos de operación e impuestos correspondientes. En este caso, podemos decir que obtuviste un 12 por ciento de rendimiento sobre tu capital, y para obtener esta ganancia, debiste trabajar todo el año en tu negocio.

¿Es bueno un 12 por ciento de rendimiento? Todo depende contra qué lo comparemos, quizá la pregunta es, ¿cuánto hubieras ganado poniendo ese mismo dinero en el banco? Posiblemente una cifra muy cercana, pero eso sí, sin mover un dedo.

Cuando un Negocio no es Negocio

El rendimiento sobre la inversión ha de ser el parámetro para medir qué tan conveniente o no es invertir en un determinado negocio, y nos ha de servir también para evaluar su desempeño anual.

La regla es clara: si un negocio no nos da un rendimiento superior al que se puede obtener por su inversión en un instrumento financiero de bajo riesgo y sin hacer nada, el negocio no es negocio.

Ésta es la principal causa que hace que en un país con bajas tasas de interés por ahorro, se creen muchos nuevos negocios. Sucede lo contrario en los países con altas tasas de interés, donde casi no surgen nuevas empresas, especialmente de tallas pequeñas y mediana.

Es decir, si tu dinero no rinde mucho en el banco, lo mejor que puedes hacer es montar un negocio, en donde aumentarán tus posibilidades de generar ganancias.

El emprendedor que está dispuesto a arriesgar su dinero o el de sus socios en un negocio, ha de tener muy claro dos principios básicos: el dinero se invierte para ganar, y los rendimientos casi siempre van de la mano con el nivel de riesgo que se asuma (a mayor riesgo, mayor rendimiento). En este rubro, la peor combinación que se puede encontrar es alto riesgo y bajo rendimiento. En ocasiones el emprendedor, llevado por su entusiasmo, no alcanza a identificar claramente este punto.

El rendimiento esperado sobre la inversión puede ser fácilmente comparado con otras opciones de inversión. Al analizar los resultados podrás tomar la decisión de participar o no en un negocio.

Continuará…

¿Ya visitaste el nuevo Directorio Web? Hace clic aquí y míralo.

Fuente: soyentrepreneur.com – www.1buenaidea.com

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0