Negocios Familiares las claves para su éxito

[singlepic id=805 w=160 h=120 float=left]Las empresas o negocios familiares son uno de los principales motores de la economía en nuestro país: representan un 95% del total de empresas en México (según Salvador Delgado Lic. en Contaduría Pública). Un común denominador de las PYMES es el serio problema que tienen en cuanto a su supervivencia, pero no solo en México, si no en casi todos los países del mundo, por eso me pareció muy interesante publicar éste artículo de Salvador Delgado.

De las empresas familiares sólo el 35-40% sobreviven a la segunda generación, y escasamente entre un 10- 15% sobreviven a la tercera generación, es decir de cada 20 empresas sólo 3 sobreviven a los nietos. De acuerdo a estudios realizados por John L. Ward en Estados unidos, se observó que en las empresas familiares el 10% de estos fracasos se debe a la falta de capacidad del sucesor, el 20% a razones de negocio, el 10% a falta de capital, el 60% de los casos de fracaso se deben a temas puramente familiares.

Los principales problemas son:

La efectividad es sacrificada por la afectividad. Por ejemplo si el esposo es el director general y la esposa la gerente de administración, es muy común que se confundan y que actúen de acuerdo a la relación de esposos y no de acuerdo a las funciones del puesto que les corresponde.

Carencia de indicadores clave de desempeño. El miembro de la familia que ejerce un puesto directivo o gerencial no está sujeto a indicadores de desempeño, es decir, a parámetros claros de rendimiento y de resultados requeridos por la empresa.

La empresa es considerada como una especie de fundación o casa hogar. Algunas empresas parecen tener como objetivo mantener a cada vez a más miembros de la familia sin importar las aportaciones reales que estos hacen a ella.

Carencia de competencias. Los miembros de la familia no cuentan con entrenamiento formal para ser empresarios, por lo que es muy común que la empresa se dirija desde el área de producción.

Falta de seguimiento a metas y compromisos. Es muy común que en la empresa familiar no exista quien le exija resultados al puesto de director de la empresa, pues normalmente este último también es el dueño de la misma (nótese que en una empresa el dueño y el director son roles distintos con derechos y obligaciones diferentes).

Las soluciones a estos problemas según Salvador D., el coaching de negocios. La principal labor que puede realizar un coach de negocios por una empresa familiar es convertirla en una empresa institucional, es decir, en una empresa que domina todas las habilidades y destrezas que necesita para crecer con predictibilidad y sustentabilidad.

Este “dominio” lo podemos dividir en 5 áreas: Destino, Tiempo, Servicio al cliente, Indicadores clave de desempeño y Dinero.

Puedes leer el artículo completo haciendo click aquí.

Imagen: mbaamericaeconomia.com

Fuente: ideasparapymes.com – www.1buenaidea.com

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0