Microsoft convierte una pared en una superficie interactiva

[singlepic id=1442 w=160 h=120 float=left]Una interfaz experimental de Microsoft convierte cualquier pared en una superficie interactiva. Según un artículo publicado en Technology Review, cotidianamente estamos inundados de radiación electromagnética ambiental, que nos llega desde los campos generados por las líneas eléctricas hasta las señales de transmisores Wi-Fi.

Varios investigadores de Microsoft y la Universidad de Washington han encontrado una manera de aprovechar esta radiación para crear una interfaz de ordenador que convierte cualquier pared dentro de un edificio en una superficie sensible al tacto.

La tecnología podría permitir que los interruptores de luz, termostatos, estéreos, televisores, y sistemas de seguridad pudieran ser controlados desde cualquier punto de la casa, y podría conducir a nuevas interfaces para juegos.

“Existe toda esta radiación electromagnética en el aire”, afirma Desney Tan, investigador de Microsoft. Las antenas de radio recogen algunas de las señales, explica, pero eso es algo que la gente también puede hacer. “Resulta que el cuerpo es una antena relativamente buena”, señala.

La radiación electromagnética ambiental emitida por los aparatos electrodomésticos, teléfonos móviles, ordenadores y el cableado eléctrico dentro de las paredes se suele considerar ruido. Sin embargo, los investigadores decidieron usar dicho ruido como centro de su nueva interfaz.

Cuando una persona toca una pared con cables eléctricos detrás de ella, la persona se convierte en una antena que sintoniza la radiación de fondo, produciendo una señal eléctrica distinta, dependiendo de la posición del cuerpo y la proximidad y ubicación en la pared. Esta señal eléctrica única puede ser recogida e interpretada por un dispositivo en contacto con o cerca de su cuerpo. Cuando una persona toca un punto en la pared detrás de su sofá, el gesto puede ser reconocido, y podría ser utilizado, por ejemplo, para bajar el volumen en el estéreo.

Hasta ahora, los investigadores sólo han demostrado que un cuerpo puede convertir el ruido electromagnético en una señal útil para una interfaz basada en gestos. Un estudio sobre este hecho se presentará en la Conferencia CHI sobre Factores Humanos en los Sistemas de Computación en Vancouver, Columbia Británica.

Suscribirte gratis al boletín de 1buenaidea, haciendo clic aquí.

Imagen:  carlosbravo.wordpress.com

Fuente: technologyreview.com

Suscripción al feed:

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Pin on Pinterest0