Innovación: Semillas del bien | 1Buenaidea.com

1Buenaidea.com

Ideas, Negocios e Innovación

By

Innovación: Semillas del bien

Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

[singlepic id=184 w=160 h=120 float=left]Con una inversión inicial de apenas tres mil dólares, Gustavo Sznaider, ingeniero agrónomo y experto en computación, fundó GeoAgris, una compañía que permite a las empresas agrícolas obtener el máximo rendimiento de sus campos.

Una persona que tiene una huerta en el fondo de su casa puede simplemente ir tirando semillitas al azar para ver qué sale, solo para entretenerse. Ahora bien, las empresas agrícolas –que tienen puesta en esas semillitas mucha inversión y muy poca diversión– tienen la necesidad de que sus tierras rindan lo máximo que sea posible.

Acá es donde aparece el bonaerense Gustavo Sznaider. Con el bagaje combinado de sus dos profesiones –ingeniero agrónomo y estudios en computación– comenzó a interesarse por una disciplina relativamente nueva llamada “agricultura de precisión”, cuyo objetivo es mejorar los márgenes en la producción de cultivos.

Revisó su billetera y los bolsillos de todos sus pantalones y juntó los tres mil dólares que le permitieron fundar su empresa, GeoAgris. “Nos dedicamos a analizar y procesar información para el agro, detectar la heterogeneidad espacial de los cultivos e implementar prácticas de aplicación, especialmente de insumos”, explica, en palabras difíciles para el lego. Concretamente, Sznaider desarrolló una serie de sistemas de información, como cosechadoras con GPS (sistema de posicionamiento global) y memoria (similares a las que usan las cámaras fotográficas digitales) que almacenan qué desempeño ha tenido cada punto del campo. Con esos datos se construye un “mapa de rendimiento”. Esta solución se puede combinar, por ejemplo, con una fertilizadora que, a partir de la información obtenida, varíe la dosis de fertilizante a aplicar en cada rincón, reforzando las zonas con baja performance. O se puede utilizar para determinar si es necesario establecer un cambio en la distancia entre las hileras de sembrado o predecir si el agua de las napas genera algún efecto, sea positivo o negativo.

Otra solución que creó este emprendedor es el “análisis de heterogeneidad ambiental”, que detecta el potencial de ambientes productivos a partir de la información proveniente de mapas de rendimiento o de imágenes satelitales, que se analiza con técnicas como inteligencia artificial.

Si deseas leer la nota completa haz click en este enlace

Fuente: revista in (Santiago Aubé) – editado por www.1buenaidea.com

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *