Innovación en Biomedicina

[singlepic id=567 w=160 h=120 float=left]Un sensor implantado podría ayudar a esclarecer la química del cerebro, un sistema para detectar componentes químicos cerebrales podría mejorar las terapias contra el Parkinson y otras enfermedades. Durante la última década, la estimulación cerebral profunda, mediante la que un electrodo implantado libera descargas eléctricas en puntos específicos, ha proporcionado a los cirujanos una forma completamente nueva de tratar enfermedades neurológicas complejas.

Más de 75.000 personas en EE.UU. se han sometido al procedimiento para tratar el Parkinson y otros tipos de enfermedades. Sin embargo, y a pesar de su éxito, los científicos y los cirujanos saben muy poco acerca del efecto real en el cerebro o sobre su funcionamiento exacto.

Un sensor implantable diseñado para detectar señales químicas vitales en el cerebro, que en la actualidad se está probando con animales, podría ayudar a los científicos a medir el impacto de la estimulación eléctrica y, quizás, proporcionar una forma de mejorar la efectividad del tratamiento. “Durante mucho tiempo en la neurocirugía hemos estado tratando al cerebro desde una perspectiva puramente eléctrica,” afirma Nader Pouratian, neurocirujano en la Universidad de California, Los Ángeles.

Fuente: technologyreview.com – www.1buenaidea.com

¡Participa!: únete a 1buenaidea.com y comparte tus ideas.

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *