Idea de negocio: Comercialización de Cocinas Solares

cocina solarLa generación de energía y su utilización  a nivel global es un de los grandes problemas ambientales ya que la gran mayoría se produce mediante fuentes contaminantes y de recursos finitos.

Frente a este panorama, la energía solar representa como una de las alternativas más importantes. Si bien en sus inicios era una tecnología poco práctica, además de cara, hoy existen formas más simples y eficientes de usar el poder del sol, incluso para cocinar.

La primera cocina solar fue diseñada hace 20 años por el ingeniero alemán Dieter Seifert. Desde entonces, ha sido destinada a la cooperación internacional, en proyectos de ayuda al desarrollo y protección al medio ambiente. De hecho, se calcula que en India y China existen más de 100,000 cocinas de este tipo.

La mayoría de las cocinas solares que existen en la actualidad son fabricadas de forma artesanal. De hecho, se comercializan manuales para hacerlas, uno mismo. Pero no todos pueden o quieren fabricar su propia cocina, por lo que ya existen empresas que ofrecen varios modelos, como el caso de Alsol en España.

Si bien en la ciudad, por la falta de espacio y tiempo,  pueden ser poco prácticas, las cocinas solares tienen un gran potencial en el mundo rural y para salir de excursión. Otro factor clave es el clima. En zonas templadas funcionan a la perfección en verano, pero en regiones calurosas (cómo el norte de México, el sur de los Estados Unidos y los países tropicales en general) se pueden usar durante todo el año.

Si bien se han diseñado un sinnúmero de modelos de hornos y cocinas solares, el más difundido en la actualidad dada su eficiencia, es el con forma de “antena parabólica”; aunque conviene revisar y probar otros.

El funcionamiento de la “cocina parabólica” es sencillo: consiste en la concentración en un solo foco de los rayos incidentes en una superficie, consiguiendo de esta manera alcanzar altas temperaturas que permiten el cocido de los alimentos. Basta con orientarlo adecuadamente en la dirección del sol, para lograr que los espejos cóncavos con que cuenta convenientemente orientados concentren los rayos solares.

El material más usado para su fabricación es el aluminio, dada su resistencia y liviandad. La plataforma base debe ser móvil, para orientar la cocina en la dirección del sol. También debe contar con un soporte al centro para sostener el recipiente donde se cuecen los alimentos, ojalá de color negro para concentrar el calor.

¿Ya viste el Nuevo Directorio1?

Imagen: bioenergylists.org

Enlace: http://www.alsol.es/

Fuente: 100ideasparaemprender.com  –  www.1buenaidea.com

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0