Diseños e Innovación Inspirados en la Naturaleza

Tweet about this on TwitterShare on Facebook1Share on Google+0Pin on Pinterest0

El diseño y la innovación inspirados en la naturaleza ha alimentado, desde tiempos remotos, a la creatividad humana. La naturaleza ha ayudado a resolver problemas de diseño increíbles y a fines de la década del 90, la escritora estadounidense de ciencias naturales Janine Benyus acuñó el término “bioimitación” para referirse a las innovaciones inspiradas en los animales y las plantas.

Janine y sus seguidores aseguran que, con 3.800 millones de años de evolución de la vida sobre la Tierra, la naturaleza ya ha encontrado soluciones para muchos de los desafíos a los que nos enfrentamos los seres humanos en la actualidad.

Para aquel que le apasiona el diseño te presento 3 ideas inspiradas en la naturaleza que se han ayudado en distintos campos:

Innovación 1: Mejor limpieza

La “suciedad” que se adhiere a la carena de los barcos suele solucionarse con pinturas contaminantes elaboradas sobre la base de cobre, para solucionar este problema en la Oficina Estadounidense de Investigación Naval le encargó al ingeniero Anthony Brennan buscar un método “anti-suciedad” más seguro.

Brennan sabía que el tiburón es uno de los pocos animales marinos que se mantienen limpios. ¿La razón? Su piel tiene un patrón de dentículos microscópicos que impiden que las algas y los percebes se peguen a ella. Inspirado en esto, Brennan creó Sharklet, un patrón que reduce la suciedad en un 85 por ciento, en comparación con las superficies lisas.

Cuando se comprobó que también aminora la proliferación de bacterias patógenas, sus productores, conscientes de que miles de personas mueren cada año por infecciones hospitalarias, fabricaron un recubrimiento con ese patrón que puede aplicarse en objetos de contacto frecuente, como barandales de camas, monitores y mesas de instrumentos.

Innovación 2: Edificios refrigerados naturalmente

El arquitecto Mick Pearce fue contratado para diseñar un edificio en su ciudad natal, Harare, Zimbabue, que pudiera mantenerse fresco sin necesidad de aire acondicionado, el cual es costoso de instalar y mantener porque sus partes deben importarse. La idea de basarse en un termitero “surgió como una pequeña broma”, cuenta Pearce.

Sin embargo, había una buena razón para pensar en ese diseño: se cree que las termitas enfrían sus casas de barro por medio de un ingenioso sistema que atrapa las corrientes de aire en la base del montículo. El diseño de Pearce usa ventiladores para succionar aire fresco del patio interior del edificio y enviarlo hacia arriba a través de unos huecos debajo de los pisos, y de allí a las oficinas por medio de rejillas de ventilación. El edificio de Pearce consume el 90 por ciento menos de electricidad en ventilación que un inmueble comparable con aire acondicionado, y el 35 por ciento menos que seis edificios de Harare en conjunto.

Innovación 3: A prueba de colisión

Claire Rind, neurobióloga de la Universidad de Newcastle, Inglaterra, piensa que las langostas merecen una mejor fama. Descubrió que, gracias a un sistema neurovisual sumamente evolucionado, estas devoradoras de cosechas no chocan unas contra otras, aunque vuelan en enjambres de millones. Su hallazgo ha inspirado a investigadores de la empresa de autos Volvo a desarrollar una tecnología que evite el atropellamiento de peatones.

“Las langostas tienen circuitos confiables y reaccionan rápidamente”, dice Jonas Ekmark, director de seguridad preventiva de Volvo. “Hacen sus cálculos entre un ruido de fondo intenso, como los automovilistas en una ciudad”. ¿La meta final? Diseñar un coche a prueba de accidentes.

Fuente: http://ar.selecciones.com

Suscripción al boletín de 1Buenaidea

Suscripción al Feed de 1Buenaidea

Related Posts with Thumbnails

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *