Cuando Recycla r es más que un negocio

[singlepic id=142 w=160 h=120 float=left]Dos emprendedores chilenos decidieron innovar con los desechos electrónicos. Hoy brindan oportunidades a ex reos, han recibido premios internacionales y concitan la atención de las Escuelas de Negocios de Oxford y de París. Éste es el caso de Recycla.

Hay un lugar de Santiago de Chile donde van a morir los computadores, faxes, teléfonos, cámaras de video, calculadoras, celulares e impresoras. Ahí, una decena de trabajadores, ex pre-sos y jóvenes en riesgo social desarman, desmontan y desatornillan chips y todo lo que encuentran en las entrañas de esos aparatos. Lo hacen con meticulosi-dad, casi con cariño. Nadie pensaría que es basura y mucha de ella, peligrosa.

Hace cinco años, Fernando Nilo y Mauricio Núñez crearon Recycla, la primera planta de reciclaje electrónico de Latinoamérica. Hasta ese momento, nadie en Chile había reparado con seriedad en lo peligroso de las baterías de los celulares ni menos en los dos kilos de plomo que contiene una pantalla de computador. ¿Obtener una ganancia de ellos? Tampoco. ¿Contribuir al cuidado del medio ambien-te? Ni pensarlo. Simplemente, el reciclaje del e-waste, como se denomina a este tipo de basura, no estaba en la cabeza de nadie.

“La obsolescencia de los equipos electrónicos es muy rápida. ¿Cuántos celulares hemos tenido en nuestra vida? ¿Cinco? ¿Cuatro? ¿Dónde está el primero? ¿y el segundo?”, interroga Núñez, gerente de medio ambiente de la empresa. “De seguro, ni sabemos dónde quedaron”, remata. Se calcula que en Chile un millón de celulares y 300 mil computadores son desechados anualmente; y se espera que este año, según cálculos del Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente, se generen 50 millones de toneladas de e-waste en el mundo, una cifra que se triplicaría para el 2010. Otro dato: este tipo de desechos crece tres veces más rápido que los residuos urbanos. “En toda esta amenaza nosotros vimos una oportunidad”, confiesa Núñez. »

La innovación de Recycla consiste en cobrar por el retiro de los desechos electrónicos de las grandes empresas, desmantelarlos, separar los distintos componentes como plástico, cobre, aluminio y acero inoxidable, entre otros, y exportarlos a fundiciones internacionales.  Sin embargo, las pilas, las baterías de los celulares y los monitores de los computadores, elementos que no son reciclables y altamente contaminantes, son separados y enviados a una planta especializada en el tratamiento de residuos peligrosos ubicada en Santiago.

El equipo de Recycla está conformado por sólo 24 personas, entre ellos, ex presos que, incluso, han es-todo condenados por 25 años en la cárcel. “Nosotros somos un híbrido. Nos preocupa la sustentabilidad económica, pero también el tema social y ambiental”, dice Núñez. “Hemos trabajado para difundir el con-cepto de este emprendimiento, que es un modelo que cambiará a la sociedad y creará nuevos mercados”, agrega Fernando Nilo, gerente general.

En un comienzo, les costó que los clientes enten-dieran el concepto de emprendimiento social. “Las empresas se tienen que hacer cargo de esta basura que generan. Hay leyes en Europa y Estados Unidos que así lo dicen. Además, hay una marca que deben cuidar, no pueden aparecer ante la población botando contaminantes al medio ambiente”, dice Núñez.

Con la convicción de que tenían una gran idea, ambos renunciaron a sus trabajos para darle forma. Durante 12 meses no ganaron dinero, se endeudaron y les costó conseguir apoyo, hasta que el proyecto despegó: de 20 toneladas tratadas durante el primer año de funcionamiento, dieron un salto a 600 en 2007. “Recycla trata el tres por ciento de la basura electrónica que se genera en Chile. Para el 2010, queremos llegar al 10 por ciento”, dice Nilo.

Más que un negocio

El modelo de Recycla ha despertado el interés de la Universidad de Oxford y de la Escuela de Negocios de París, que han enviado estudiantes para conocerlo in situ. Además, se están llenando de premios. Uno de los más importantes lo recibió Fernando Nilo en el marco del Foro Económico Mundial de Davos en enero de 2008. En esa ocasión, la Fundación Schwab lo premió como Emprendedor Social Global.

Nilo y Núñez están felices con lo hecho hasta ahora y creen que su emprendimiento es inextinguible, “para siempre”, dicen. Ahora quieren ir por más: están buscando replicarse en Latinoamérica. Y cómo no hacerlo si allá afuera hay 3,3 mil millones de celulares sonando a diario en algún lugar del mundo, que serán devorados por el avance tecnológico o por el deseo de su dueño de tener el sexto o séptimo teléfono móvil.

Si deseas ver el sitio de Recycla haz click en este enlace

Fuente: revista in (C. Guajardo) – editado por 1Buenaidea.com

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

One thought on “Cuando Recycla r es más que un negocio”

  1. ESTO ES MUY BUENO PARA EL MEDIO AMBIENTE,PERO ELLOS AL IGUAL QUE NOSOTROS (QUE HACEMOS EL MISMO TRABAJO) ,NO SABEMOS QUE HACER CON LAS PANTALLAS DE PC,LAS CUALES SON MUY TOXICAS Y NO LAS PODEMOS DEJAR EN UN VERTEDERO PARA QUE LAS ROMPAN Y CONTAMINEN CON EL PLOMO QUE CONTIENE CADA PANTALLA.
    ¿QUIEN SE HACE CARGO DE LAS PANTALLAS?

Comments are closed.