13 Consejos para afrontar la crisis de un negocio o empresa (1)

[singlepic id=1241 w=160 h=120 float=left]El portal mexicano idasparapymes.com, ha publicado un muy buen artículo que tiene como autor a Jesús Lechuga, que aporta 13 consejos para afrontar la crisis de un negocio o empresa. Aquí están los consejos que he editado y quiero compartir contigo:

1. La congruencia, tu mejor arma contra la crisis

En tiempos turbulentos, la dirección de un negocio siempre requiere “amarrarnos el cinturón” en pro de la supervivencia. Sin embargo, muchas veces lanza señales contrarias ya que mientras toma medidas como no aumentar sueldos, recortar gastos de viáticos, reducir prestaciones o apretar fuertemente en las negociaciones de contrato colectivo; por otra parte autoriza compras de autos para el plantel directivo, remodela las oficinas de los ejecutivos o la sala de juntas de dirección o toma largas vacaciones. Si queremos cooperación y solidaridad tenemos que ser congruentes en lo que se dice y lo que se hace.

2. No hagas lo que otros hacen

En cuestión de capital humano (y en lo que respecta a otras áreas también), el copiar las buenas prácticas de otras empresas no necesariamente nos dará buen resultado.

Hace algún tiempo se puso de moda el aplicar el sistema de evaluación de desempeño que Jack Welch utilizó en GE cuando era CEO de esa empresa mediante el cual se jerarquizaba a los trabajadores, según su desempeño laboral. Muchas empresas se lanzaron a copiar este sistema de desempeño forzado con resultados desastrosos pues no tenían estrategias, entornos, personal ni modelos de negocios iguales a los que manejó en su tiempo Welch en GE.

Por lo mismo, no debemos de copiar lo que otros hacen en cuestión de gestión de talento humano y sí analizar lo que otros han pensado y adaptado para que, a su vez, nosotros podamos construir un “traje a la medida” acorde al momento y entorno de nuestra empresa.

3. Traduzcamos nuestra estrategia

No hay nada mejor para impulsar la productividad como definir un marco estratégico y difundirlo en la organización. Esto se dice fácil porque usualmente lo que constituye este marco estratégico (visión, misión, valores, propósitos y objetivos estratégicos, competencias clave, etc.) está escrito de una manera tal que no inspira ni impacta al personal.

Elaboremos nuestro marco estratégico lo más completo que queramos pero luego traduzcamos esto a una declaración, de 40 palabras o menos, en la que, con un lenguaje claro, común y legible, establezcamos a dónde quiere ir la empresa y cómo lo logrará. Luego traduzcamos nuestros objetivos clave organizacionales a acciones de conducta que se tengan que hacer en cada área o departamento y coloquémoslos en pizarrones.

4. Seamos líderes, bajemos a la cancha

En tiempo de emergencia, es hora de “estar en la cancha”. Disminuyamos al máximo las juntas y reuniones directivas y cuando las llevemos a cabo que sean breves, precisas y concluyentes. Nuestra gente se verá movida y motivada si nos ve y nos siente “codo-con-codo” en el diario batallar. Peguémonos a la operación que hoy más que nunca tenemos que hilar fino en lo que respecta a calidad, calidez y rapidez de servicio, productividad, costos, velocidad de respuesta y atención a quejas. Seamos verdaderos líderes; los clientes lo exigen y nuestro personal se lo merece.

5. Seamos buenos negociadores

Una persona que se comporta sin ética ni responsabilidad alguna, no es un buen negociador o buen político; de acuerdo con la verdadera acepción de la palabra, la Política es una actividad inherentemente humana cuyo fin es alcanzar, mediante consensos, el bien común.

Desde este punto de vista, convirtámonos en buenos negociadores, seamos buenos políticos, responsables, éticos, y busquemos continuamente el bien común de la empresa alejándonos de los “choques” y “guerras internas” tan comunes en las organizaciones y que restan energía tanto al directivo como al resto del personal.

6. Que el recorte de personal no sea tu primera opción

Contrario a la creencia popular, el recorte de personal es sólo una solución para bajar gastos a corto plazo; a mediano y largo plazo dicha “solución” se revierte porque lo que despedimos no es solamente gente, sino que echamos a la calle inteligencia, materia gris, experiencia útil. Hay otras medidas que podemos tomar para ahorrar y cuando no hay más remedio y tenemos que bajar forzosamente la nómina, hagámoslo de una manera tal que preponderemos al talento humano sobre el ahorro a corto plazo.

Cuando nos veamos empujados, como último recurso, a recortar personal recordemos que aun y cuando el número de personas disminuya, la cantidad de trabajo seguirá igual por lo que tendremos que, a la par de disminuir la nómina, rediseñar nuestros procesos de trabajo para hacerlos viables con el personal que se queda en la empresa.

Continúa en parte 2

¿Tienes una pequeña idea? Déjala saber en Micro Ideas

Fuente: ideasparapymes.com – www.1buenaidea.com

Escribe tu e-mail y recibe las novedades de 1buenaidea:

Delivered by FeedBurner

Related Posts with Thumbnails
Tweet about this on TwitterShare on Facebook0Share on Google+0Pin on Pinterest0

2 thoughts on “13 Consejos para afrontar la crisis de un negocio o empresa (1)”

  1. Hola Eufemia, muchas gracias por pasar por aquí, aprecio muchísimo tu comentario, eres bienvenida siempre y si necesitas algo no dudes en contactarme.
    Saludos cordiales.

Comments are closed.